Frutoterapia

Las frutas tienen vitaminas y antioxidantes que, aplicadas en la piel, nos proporcionan una piel tersa y luminosa. Las sustancias que nos ponemos en la piel pasan al interior de nuestro organismo. Las vitaminas, minerales y los otros oligoelementos de las frutas y verduras nos ayudan de manera natural, y saludable a mantener la piel perfecta, sin impurezas y luminosa, nutrida, hidratada y plena. Esto lo sabían las abuelas y los saben nuestras madres, razón de más para valorarlo e incorporarlo a nuestros hábitos de vida. Aquí, recomendaciones para la aplicación de frutas en la piel una lista de las mejores frutas para la piel y sus componentes.

Modo de aplicación de las frutas en una terapia frutal

El mejor modo de usar frutas para cuidar la piel es combinarlas con otros elementos naturales. Se tritura la fruta que usaremos y se la mezcla con polvo de arcilla y aceite de oliva. Luego se aplica la mezcla sobre la piel, se la deja actuar durante veinte minutos o media hora y se aclara con agua abundante y tibia.

Existe en el mundo una enorme variedad de frutas, todas ellas con distintos componentes constitutivos y cualidades que pueden hacer un cuantioso aporte a nuestra salud, en general, y a la piel en particular. De esa cantidad de frutas, hemos seleccionado un pequeño grupo teniendo en cuenta tanto su calidad nutricia (su aporte de vitaminas, minerales esenciales, minerales específicos y otros) como las facilidades para encontrarlas en la frutería o el supermercado.

Frutillas

Rica en vitamina A, vitamina B, vitamina C, calcio, yodo, magnesio, zinc y potasio, la frutilla es una de las mejores frutas para cuidar la piel. Es una fruta depurativa ideal para reducir la grasa excesiva.

Naranjas

La naranja tiene gran cantidad de vitamina C, antioxidante, potasio, magnesio, y calcio. Estimula la creación de colágeno Los cítricos regulan la grasa de la piel.

Limón

Contiene vitaminas C y P y tonifica los capilares y vasos sanguíneos. También es un muy buen desifectantes y astringente. Se lo usa en máscarillas tradicionales. Hay que tener precauciones pues los ácidos del limón son muy fotosensibles y pueden producir quemaduras.

Bananas

Las bananas tienen fuertes cantidades de vitaminas A y C. Es una fruta muy rica en potasio, hidratos de carbono y fósforo. La banana tiene propiedades hidratantes que convienen mucho a las pieles secas o envejecidas.

Kiwis

El kiwi es astringente y purifica la piel. Según los expertos, es la fruta con mayor contenido de vitamina C y una de las que tienen mayores efectos desinfectantes.

Ananás

El ananás evita la retención de líquidos y la formación de edemas. También tiene elementos ácidos que ayudan a la depuración de las toxinas de la piel.

Palta (Aguacate)

Es una fruta rica en grasas insaturadas, vitamina E y D, potasio, cobre y otros minerales. LA mascarilla de aguacate (fruto conocido en suramérica como palta) es esencial para el tratamiento natural de pieles resecas o envejecidas. Las grasas insaturadas son antioxidantes y retrasan el envejecimiento.

Posted in Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *